Tipos de Keratina

Los tratamientos de keratina son un gran reclamo para aquellas personas que quieren alisar un pelo muy rizado y que se comporta de manera incontrolable. Este tipo de tratamiento puede durar hasta los 6 meses aunque depende del tipo de keratina y del cabello. Someterte a una sesión de keratina te ofrecerá la posibilidad de peinar tu pelo fácilmente a la vez que cambias de look.

Tratamientos de keratina con formaldehído

Muchos salones de belleza ofrecen este procedimiento como una alternativa natural a los suavizantes químicos, ya que no contiene lejía o muchas de las otras sustancias químicas que se encuentran típicamente en los alisadores. Sin embargo, no siempre es cierto que los tratamientos de keratina sean 100% natural, por lo que es importante hacer una investigación al respecto. Muchos de los tratamientos contienen formol, una sustancia química relativamente peligrosa y que no es aconsejable según muchos sistemas sanitarios.

Tratamientos de keratina con formaldehído

Antes de realizarte un tratamiento de keratina con formol es aconsejable que te enteres de todos sus pros y contras, posibles riesgos para la salud y ventajas.

Cuando los tratamientos de keratina con formol se aplican, los gases liberados pueden causar daño no sólo para el cliente, sino también para el estilista y las personas de su alrededor, de acuerdo con la Dra. Ellen Marmur, dermatóloga en el Centro Médico Mount Sinai en Nueva York durante una entrevista de 2007 en The Early Show. Además, la persona que recibe el tratamiento puede estar en riesgo de sufrir daños durante los meses después del tratamiento, cuando el producto químico se descompone, apuntó. Las autoridades de Brasil, donde este tratamiento originó polémica, han atribuido una muerte relacionada con este procedimiento, de acuerdo con el informe The Early Show.

Tratamientos de keratina sin formaldehído

Los tratamientos de keratina sin formol prometen un resultado mucho más suave y libre de químicos. Consigue un alisado para el cabello igualmente bonito. En este procedimiento se utilizan dos tipos de keratina, la keratina del pelo humano y la keratina botánica. La idea es que las moléculas de keratina humanas penetren en la cutícula del cabello, mientras que la keratina botánica forma una capa de moléculas en la cutícula. De esta manera el cabello se satura con la keratina dentro y por fuera. Estos tratamientos se aplican al igual que los tratamientos que contienen formaldehído, salvo con la excepción de que el estilista no tiene que usar una máscara.

Otros tratamientos

Las variedades de los tipos de keratina son bastante impresionanetes. A parte de una primera clasificación que divide los tratamientos entre los que llevan productos químicos (formaldeído) y los que no, encontramos otras clasificaciones con las que se puede denominar al tratamiento.

  • La keratina hidrolizada
  • keratina líquida
  • keratina de chocolate
  • Nanokeratina

También son muy populares los tratamientos de keratina caseros.